Que es Transformación Digital
Yo amo Transformación Digital (Pero no sé que es...) | Comprar T-shirt en KettieBest.com |

Miopía y desenfoque

Desde inicios del año 2014 y de manera creciente, en el mundo de los negocios y la innovación, posiblemente no exista ningún término más usado y abusado que la famosa Transformación Digital, o Digital Transformation (DT o DX) en inglés.

La progresión explosiva del mercado tecnológico en este siglo ha traído como resultado que las empresas más grandes de este sector figuren entre las de mayor valor y capitalización en el mundo; y también son de las más valiosas en la historia de la humanidad.

En los últimos 20+ años he podido ver cómo ha evolucionado el mercado tecnológico desde la perspectiva de los proveedores de tecnología y desde la perspectiva de los clientes de las empresas tecnológicas. Como Ingeniero en Electrónica Digital he tenido la fortuna de haber implementado proyectos tecnológicos como consultor y como cliente. Y como Project Manager, consultor y reinvecoach he asesorado a líderes de proyectos, y a los líderes de mandos medios y altos en los sectores público y privado.

Lo que se observa ahora es que la pandemia del COVID-19 ha provocado que el mercado tecnológico se desfigure completamente:

  • Miopía de unos: Ahora las empresas tecnológicas están enfocadas en las ganancias de corto plazo, incluso a expensas de su propia supervivencia futura.
  • Desenfoque de otros: Por otra parte, sus clientes, en lugar de enfocar sus inversiones en reinventar completamente sus negocios para resistir y resurgir ante el riesgo de obsolescencia, se han enfocado exclusivamente en renovar su tecnología como si eso fuera una píldora mágica. Pero reinvención y transformación no son sinónimos.

Estos comportamientos me preocupan y mi intención con esta serie de contenido sobre Transformación Digital no es criticar, sino ayudar a que las empresas de tecnología sobrevivan, y sus clientes también.

 

Transformación Digital, un término usado y abusado

Los clientes de las empresas tecnológicas tienen miedo a quedarse rezagados tecnológicamente y quieren comprar Transformación Digital. Así que el mercado de proveedores de tecnología se ha adaptado y es lo que ahora todos venden.

De hecho, hay un frenesí de inversiones en tecnología. Por ejemplo, veamos lo que Bob Sternfels, líder global de la consultora McKinsey, ha dicho. En un vídeo dirigido a potenciales candidatos de su firma explicó que “…nuestros clientes han implementado 15 años de tecnología en los últimos 15 meses…”.

Lo que ha ocurrido es que el mercado ha hablado y el mecanismo de oferta y demanda ha entrado en acción. Y se ha aplicando la misma etiqueta a todas las soluciones, de forma ciega.

Resulta una locura increíble, pero todos están implementando soluciones distintas y; sin embargo, todos usan la misma etiqueta para mercadearlas: “Transformación Digital”.

Más adelante vamos a contestar a la pregunta de por qué las empresas tecnológicas deben parar de vender “Transformación Digital”. Aquí, empezaremos por explorar las diversas perspectivas que hay acerca de ese término.

 

¿Qué es la Transformación Digital?

Nadie parece estar de acuerdo con lo que significa y abarca una Transformación Digital. El término Transformación Digital se ha convertido en un concepto ambiguo con infinitos significados, perspectivas e interpretaciones. Y se usa como comodín para describir iniciativas tecnológicas que pueden tener objetivos y alcances completamente distintos para cada organización.

Cualquiera puede anticipar que el mundo será cada vez más tecnificado y automatizado.  También podemos llamar a la era actual la “Era Digital” o hasta “Era de Reinvención Digital”. Sin embargo, el primer error es asumir que la tecnología análoga (o analógica) va a desaparecer completamente para volverse 100% digital.

Ahora, para dimensionar mejor la magnitud del problema, empecemos por explorar algunas definiciones consolidadas. Las han redactado investigadores en el área de Sistemas de Información después de analizar cientos de definiciones diferentes.

 

Definiciones Teóricas

El Dr. André Hanelt y otros autores publicaron en el Journal of Management Studies la siguiente definición, tras analizar la enorme cantidad de 279 artículos sobre Transformación Digital:

Transformación Digital se define como… “…un cambio organizacional que se desencadena y está conformado por la amplia difusión de las tecnologías digitales.”

Gregory Vial Ph.D., quien es Profesor Asistente del Departamento de Tecnología de Información en la universidad HEC Montreal en Canadá, llegó a la siguiente definición como resultado de revisar 282 documentos sobre Transformación Digital:

Transformación Digital se define como… “Un proceso que tiene como objetivo mejorar una entidad mediante la activación de cambios significativos en sus propiedades a través de combinaciones de información, tecnologías de computación, comunicación y conectividad”. Fuente

Y, por otra parte, en el mismo documento también se indica que:

“Nuestro marco resalta a la Transformación Digital como un proceso en el que las tecnologías digitales crean disrupciones que desencadenan respuestas estratégicas de las organizaciones que buscan alterar sus rutas de creación de valor mientras gestionan los cambios estructurales y las barreras organizacionales que afectan los resultados positivos y negativos de este proceso.”

Todas estas definiciones teóricas son amplias, abarcadoras y abiertas a casi cualquier interpretación.

 

En la práctica

Uno podría afirmar que en la práctica la Transformación Digital termina significando lo que sea que el encargado de tecnología de la organización diga que significa. Y que abarca lo que sea que diga el contrato firmado con cada uno de los proveedores que están implementando los proyectos de tecnología.

Si embargo, te reto a que le preguntes a cada líder, gerente, supervisor o colaborador que participe en los proyectos de la Transformación Digital. Pregúntales qué significa ese término, cuál es el alcance y cuáles son los beneficios. Y el resultado será que cada uno te dará una respuesta y definición diferente, según su interpretación y entendimiento.

Por ejemplo, observa cómo varían las respuestas según un artículo publicado en abril de 2019 en el sitio TechRepublic.com. El artículo resume un informe creado por la firma CompleteSpectrum.

“La mitad de los líderes senior (50%) describió la transformación digital como una alineación de su presencia digital para cumplir mejor su promesa de marca y su experiencia de marca, según el informe. Casi una cuarta parte (24%) dijo que implica coordinar una estrategia en línea coherente para generar y capitalizar mejor los clientes potenciales, mientras que el 14% se refirió a ello como automatización del marketing digital a través de la tecnología de cara al cliente.  …el 9% dijo que la transformación digital significa medir de manera más efectiva el ROI de los canales digitales, y el 2% dijo que implica mejorar el atractivo estético de un sitio web”.

 

Es todo y no es nada

Como dije antes, nadie quiere quedarse rezagado, y por eso vemos todos los días, en los medios de comunicación, una batalla de relaciones públicas. Todos quieren anunciar que su empresa ha implementado o está implementando una Transformación Digital.

Algunas empresas inclusive creen que por medio de fusiones y adquisiciones pueden volverse “más digitales” y a eso también le llaman Transformación Digital. Al parecer, la Transformación Digital no solo se puede implementar por medio de programas y proyectos. También se puede adquirir comprando a otra empresa que sea “más digital” que la nuestra.

Unos dicen que hicieron una Transformación Digital porque cambiaron completamente su modelo de negocios de vender productos a vender subscripciones en modalidad recurrente, o as-a-service. Otros, dicen lo mismo porque subieron una imagen digital (de baja calidad) de su menú a un sitio web estático. Y otros, porque aceptan pedidos desde teléfonos móviles por Whatsapp.

Si seguimos así, sospecho que pronto cambiarle la tinta a una impresora será también considerado como un proyecto exitoso de Transformación Digital. Obviamente estoy exagerando para darle un tono más relajado al asunto. Pero, mi punto es que la llama de la Transformación Digital ha recibido y recibe su combustible del lado de la demanda.  En el balance entre oferta y demanda, la oferta simplemente ha respondido a lo que los clientes de las empresas tecnológicas están pidiendo.

 

Conclusión

“Transformación Digital” no puede seguir teniendo una infinidad de significados. Y lo más recomendable para todos es dejar de usar el término inmediatamente para denominar sus iniciativas y proyectos tecnológicos.

La realidad es que, durante la ejecución de los proyectos, posiblemente no haya nada peor para causar confusión y atrasos que tener a dos personas discutiendo sobre el alcance del proyecto. Y que la discusión se dé en un escenario en el que ambos asumen que hay entendimiento, cuando en realidad no lo hay.

La claridad en cuanto a cuál es la justificación, cuáles serán beneficios resultantes, cuáles serán los entregables que se producirán, y cuál será el alcance de las tareas y las responsabilidades de cada uno de los participantes de un proyecto son condiciones esenciales para no perder el rumbo.

Esa claridad y ese entendimiento mutuo no pueden existir cuando el mismo término tiene infinitas interpretaciones.

 

Hora de tomar acción

  • Es importante que tanto el que adquiere la tecnología, como el que la ofrece estén sincronizados y alineados en el alcance de lo que van a implementar. Y, aún más importante, en los resultados y beneficios que producirán al final.
  • Cliente y proveedor deben hablar el mismo idioma y llamar a las cosas por su nombre, evitando utilizar comodines ambiguos.
  • Lo más recomendable es evitar el término Transformación Digital y nombrar a cada solución tecnológica por su nombre. Se debe identificar claramente el problema específico, o los problemas específicos que resuelven.

 

Más contenido en esta serie sobre Transformación Digital

  • Parte II: ¿Por qué las empresas de tecnología deben parar de vender Transformación Digital, incluso si sus clientes les piden que sigan?
  • Parte III: ¿Por qué los clientes de las empresas tecnológicas deben parar de pedir y comprar “Transformación Digital”?

Ian Toruño #reinvencoach
Ian Toruño #reinvencoach

Ayuda a Líderes y sus Organizaciones a Desaprender y Reinventarse Estratégicamente para sobrevivir y prosperar ante entornos disruptivos: Crisis, Caos y Cambios Constantes. | Es autor del libro Reinvención o Extinción | Para consultoría, capacitación y coaching Contactar ahora!